El doctor Esteban Sarmentero cuenta en su clínica con LavaTRON y resalta algunas de sus ventajas

LavaTRON, equipo avanzado de Diatermia con Radiofrecuencia y sistema Intelligent Active Pulse System

Con este sistema integrado, LavaTRON es la mejor diatermia, tanto en modo atérmico como hipertérmico. Siendo un equipo muy versátil e integral para el tratamiento quirúrgico, dermatológico y estético. Además, produce los mejores resultados con el mayor confort, ajustando la forma de emisión de la potencia según la terapia a realizar.

El doctor Esteban Sarmentero es especialista MIR en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora por el Hospital Ramón y Cajal de Madrid; coautor de cuatro libros y autor de numerosos artículos en revistas médicas nacionales e internacionales. Es miembro numerario de la Sociedad Española de cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE) y ejerce actividad privada.

Sarmentero destaca algunas ventajas de LavaTRON porque en el día a día en su clínica, “permite una gran versatilidad. Lo usamos habitualmente para después de las cirugías con tratamiento antiedema y antiálgico de forma atérmica”.

‘LavaTRON’ produce los mejores resultados con el mayor confort, ajustando la forma de emisión de la potencia según la terapia a realizar. Es un equipo muy versátil e integral para el tratamiento quirúrgico, dermatológico y estético.

Explica que también lo usan en casos de flacidez cutánea y como coadyuvante en celulitis y grasa localizadas, por sus grandes resultados. “Es la primera elección para pacientes con miedo a la cirugía y nos permite tener grandes resultados”. Al disponer de un sistema automático de temperatura, “podemos usarlo con total garantía en pacientes que hayamos realizado infiltraciones, sea de ácido hialurónico o bótox y también con hilos tensores. Nos permite una sinergia que mejora el resultado y es totalmente seguro”, remarca el doctor.

En cuanto a las propiedades del sistema Intelligent Active Pulse System, Esteban Sarmentero comenta que es un ajuste de la anchura de pulso inteligente que realiza el equipo LavaTRON en cada instante, dependiendo de: la potencia aplicada, el electrodo elegido, la piel de la persona que recibe el tratamiento y de la clase de tratamiento que se está realizando, “esto nos da gran seguridad y un gran abanico de diferentes soluciones, reduciendo el número de sesiones”.

El control inteligente del pulso hace que la energía que se recibe sea la más adecuada en cada momento y produzca la mayor efectividad, “actuando de diferente modo según el tejido en el que actúa con la consiguiente mejoría de los resultados y de la sensación de confort durante el tratamiento”, acentúa. De esta manera, destaca, que la sensación del paciente es muy placentera, “de tal modo que bastantes de nuestros pacientes se quedan dormidos mientras le aplicamos el LavaTRON.

Además, se pueden tratar pacientes con prótesis metálicas u otros implantes y también con prótesis mamarias con total seguridad. Para el doctor, disponer de este equipo, le permite conseguir unos resultados rápidos, duraderos y estables. “Se ha convertido en una herramienta imprescindible en las pre y postcirugias, favoreciendo la reabsorción de edemas, ayudando a la cicatrización, siendo esta de una mayor calidad y elasticidad. Logra un incremento del espesor de la piel, especialmente en la cara, y es muy útil para preparar la piel después de una mamoplastía, antes de implantar una prótesis”, explica el doctor.

Además, a todo ello, hemos de sumar que los resultados son buenos o muy buenos en un 89% de los casos. ”Sus resultados clínicos y por observación son muy positivos y con una elevada satisfacción de los pacientesLavaTRON es un equipo eficaz, seguro y con una praxis sencilla”, puntualiza.

Fuente: BEAUTYMED